viernes, 28 de enero de 2011

VIENA, SOVIÉTICOS EN EL CORAZÓN DE EUROPA.


Después de expulsar de Hungría a los invasores fascistas, las tropas soviéticas orientaron su esfuerzo hacia la liberación de Austria, incluida Viena su capital. La lucha en las cercanías de Viena fue durísima. Para vencer la porfiada resistencia del enemigo, el Mando soviético decidió envolver Viena por el Sur con las fueras del 3er frente de Ucrania y por el Norte con las del 2º frente de Ucrania. El 6 de abril, las unidades de vanguardia de ambos frentes penetraron en los arrabales de la capital austríaca y entablaron combates en la calle.
Los hitlerianos, con la intención de intimidar al pueblo austríaco, propagaron el bulo de que el Ejército Rojo se proponía exterminar a los austriacos que eran miembros del Partido Nacionalsocialista. Trataron de evacuar a la fuerza a la población a Alemania y convertir a Viena en un nudo de resistencia análogo al que había sido Budapest. Sin embargo, a los viernes les causó gran impresión el llamamiento hecho el 6 de abril por el comandante general del tercer frente de Ucrania. En él se decía: “Habitantes de la ciudad de Viena:… Ha sonado la hora de la liberación de Viena, capital de Austria, del dominio alemán, pero las tropas alemanas en retirada quieran convertir también a Viena y a su habitantes con las mismas destrucciones y los horrores de la guerra acerrados por los alemanes a Budapest y a su población” Más adelante, en el llamamiento se subrayaba que el Ejército Rojo deseaba preservar de la destrucción a Viena y a sus monumentos históricos de la cultura y el arte y que los austríacos no debían abandonar la ciudad, sino impedir por todos los medios a los fascistas alemanes que la minaran. El llamamiento terminaba con estas palabras: “Ciudadanos de Viena: ¡Ayudad a la obra de la liberación de Viena del yugo fascista alemán!”. Los vieneses ayudaron. Muchos de ellos tomaron parte en la lucha contra los invasores hitlerianos.
         En el medio del fragor de los combates por Viena, el 9 de abril de 1945, el Gobierno de la URSS hizo una declaración sobre Austria. “El Gobierno soviético -se decía en ella- no persigue el objetivo de adquirir parte alguna del territorio austríaco o de cambiar el régimen social de Austria. El Gobierno soviético mantiene el punto de vista de la Declaración de Moscú de los aliados sobre la independencia de Austria. Aplicará esta declaración. Coadyuvará a suprimir el régimen de los ocupantes fascistas alemanes y a restablecer en Austria el régimen y las instituciones democráticos. El Mando Supremo del Ejército Rojo ha dado la orden a las tropas soviéticas de prestar su concurso en esta obra a la población austríaca”
(…) El 13 de abril, Viena quedó totalmente limpia de fuerzas enemigas. El Presídium del Soviet Supremo de la URSS instituyó la medalla por la toma de Viena, con la que condecoró a más de 268.000 soldados y oficiales.
(…) Después de la operación de Viena, las tropas del tercer frente de Ucrania reanudaron la ofensiva hacia el Oeste y en los primeros días de mayo se situaron en la línea Linz-klagenfurt, donde entraron en contacto con las fuerzas aliadas.
(…) La liberación de Viena y de parte considerable de Austria por los combatientes soviéticos tuvo gran significación política. La población austríaca acogió con alegría  a sus libertadores. Confiaba en que el Ejército Rojo ayudaría al pueblo austriaco a restaurar un Estado libre e independiente. El  27 de abril de 1945 se formó el Gobierno Provisional austriaco. Aquel mismo día publicó una solemne declaración sobre la independencia del país. La soberanía estatal suprimida por los ocupantes fascistas alemanes en 1938 fue restablecida.

No es hasta mayo de 1955 cuando las últimas tropas soviéticas abandonan Austria, en honor a la liberación de su pueblo los austriacos erigieron la estatua al Soldado Libertador soviético en la  Plaza Schwarzenbergplatz, la cual aún se conserva en la actualidad ante la atónita mirada de Europa.

FUENTE:
LA GRAN GUERRA PATRIA DE LA UNIÓN SOVIÉTICA
INSTITUTO DE ESTUDIOS MARXISTA-LENINISTAS ADJUNTO DEL CC DEL PCUS

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada